El Coaching es una metodología que consigue el máximo desarrollo profesional y personal de las personas y que da lugar a una profunda transformación, generando cambios de perspectiva y aumento del compromiso y la responsabilidad, lo que se traduce en mejores resultados. El coaching no es psicoterapia, el ámbito del coaching es el desarrollo personal y la comunicación.

¿Cómo se emplea el coaching?

La relación de confianza entre las partes debe ser integra. El coach pone su atención en el desarrollo de habilidades que mejoren las distintas áreas de la persona, para la obtención de metas personales y también ayuda a ser consciente de sus debilidades para estar más preparado frente a los nuevos desafíos. La idea final es sacar el mayor rendimiento en las áreas que desea desarrollar la persona.

¿Existe Motivación por medio del Coaching?

No, es la persona la que tiene que estar motivada y la que tiene que creer que puede llegar a ser más feliz. El coach se transforma en un apoyo, motiva y anima donde su función es ir canalizando la motivación para un mejor rendimiento, trazando un plan de acción para alcanzarlas.

¿A quiénes se puede aplicar?



¿Cuánto tiempo para lograr resultados?

El proceso es variable y debe ser definido de acuerdo a cada persona y el trabajo que desee realizar. No obstante lo anterior se estima un periodo aproximado de seis meses para completar el proceso. El tiempo entre sesiones puede ser entre 7 y 15 días, durando cada sesión de 45 minutos a una hora.

Algunos beneficios del coaching

Conocerse mejor, aprender a identificar el “saboteador interno” (esa voz que nos dice que no servimos para nada, que somos inútiles, o que nunca lo conseguiremos…), disfrutar del presente, aumentar la confianza, fortalecer la autoestima, gestionar mejor el tiempo, establecer prioridades para alcanzar las metas, escucharse, mejorar la comunicación y los vínculos con los demás, reorganizar el día a día, aprovechar la vida…etc.