¿Qué es El Biomagnetismo?


El Biomagnetismo es una terapia con imanes descubierta a partir de 1988 por el Doctor Isaac Goiz Durán de México, quien en breve espacio de tiempo elimina microbios como virus, bacterias, hongos y parásitos. También en el ámbito físico el Biomagnetismo equilibra el funcionamiento de las glándulas endocrinas, mientras que en el área emocional imprime un cambio de ánimo más positivo en la mayoría de los pacientes, liberando estrés y procurando un mayor vigor energético.

En consecuencia el Biomagnetismo propicia diversos niveles de mejoría en una gran variedad de enfermedades, especialmente en aquellas crónicas, las de origen autoinmune y las de causas desconocidas.

¿Cómo se emplea El Biomagnetismo?

Consiste en el reconocimiento de puntos de energía alterados en nuestro organismo y que en su conjunto están dando origen a una enfermedad o malestar de curso agudo o crónico. Este reconocimiento se efectúa mediante la utilización de imanes pasivos (no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas), que se aplican en diversas zonas del cuerpo como efectuando un rastreo o escáner biomagnético.
Una vez reconocidos y ubicadas las zonas que están alteradas en su potencial energético (y que correspondan con órganos y tejidos que están sufriendo distorsión), el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos por un tiempo que fluctúa entre 10 y 15 minutos por cada uno y que generalmente se aplican en forma simultánea.

¿Contraindicaciones?

Sí, no se puede aplicar los imanes en personas que tengan marcapasos o en caso de tratamiento de quimioterapia, entre 6 meses a 1 año después de haber finalizado este tratamiento. Es indispensable consultarlo con el terapeuta.

¿Cuánto tiempo para lograr resultados?

El número de sesiones de Biomagnetismo requeridas dependerá de la gravedad, intensidad y cronicidad de la dolencia, no obstante se sugiere una secuencia de 3 sesiones en un primer mes, las que separadas por una a dos semanas entre sesiones, arrojan los mejores resultados para una gran mayoría de enfermedades, y donde frecuentemente se pueden percibir cambios positivos desde la primera o segunda sesión. Las dolencias más graves pueden requerir posteriormente un chequeo mensual o más espaciado, según cómo hayan sido los resultados en el primer mes y según lo determine el terapeuta.

Algunos beneficios del Biomagnetismo que se han conocido

En la práctica, esta terapia demuestra que aplicando imanes de determinada fuerza y polaridad en puntos específicos del cuerpo, se consigue exterminar en tiempo breve, virus, bacterias, hongos o parásitos, que son causa de la mayoría de las enfermedades graves del hombre.